Laserlipolisis – Liposucción con Láser

  • SIN ANESTESIA: Sin anestesia general ni sedación
  • SIN HOSPITALIZACIÓN: Al terminar la liposucción te vas a casa
  • SIN BAJA LABORAL: Al día siguiente puedes continuar con tus actividades habituales
  • SIN SUTURAS NI CICATRICES: La incisión es tan pequeña que no necesita dar puntos
  • SIN DOLOR POST-OPERATORIO: Ni siquiera deberás tomar analgésicos
  • SIN PIEL FLÁCIDA: El láser tensa la piel para que no quede colgando
  • SIN IRREGULARIDADES: El láser derrite la grasa para que no queden restos

ÚLTIMA TECNOLOGÍA PERMITE DERRETIR LA GRASA ANTES DE EXTRAERLA

EXTREMADAMENTE EFECTIVA Y SIN AGRESIÓN

Es un procedimiento de remodelación corporal, Para casos en los que el paciente presenta una cantidad de grasa pequeña o moderada con o sin flacidez asociada, Laserlipólisis o Lipoláser es la solución más avanzada, segura y eficaz. Se trata de una herramienta terapéutica muy poco traumática que elimina la grasa a la vez que tensa la piel, con resultados estéticos muy satisfactorios.

Son realmente evidentes los resultados que se obtienen al eliminar grasa localizada y tratar la piel de contracción difícil; en pieles desvitalizadas como el abdomen tras el embarazo, o la cara interna de los muslos. En pacientes de mayor edad, podemos hacer remodelación corporal, estas pacientes son proclives a presentar desvitalización de la dermis y de sus tabiques, y gracias a la liberación de proteínas de choque térmico que se producen durante el tratamiento, hay una contracción cutánea o efecto de skin tightening.

Es un procedimiento que se suele utilizar con mayor frecuencia para eliminar excesos de grasa en zonas anatómicas localizadas (glúteos, cartucheras, cara interna de muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cuello y papada). También se puede usar pàra dar retoques a liposucciones tradicionales previas cuyos resultados no son satisfactorios.

Mientras que la liposucción suele conllevar anestesia general en la mayoría de los casos, la intervención con laserlipólisis, hace que sea solamente necesario utilizar anestesia local, acortando así el periodo de ingreso en clínica, y reduciendo los riesgos que conlleva la anestesia.

Otra de las diferencias importantes es el periodo de recuperación. Va asociado a la magnitud de la operación, la liposucción conlleva un periodo de reposo y unos cuidados más intensos, simplemente porque la zona tratada es mayor, mientras que la recuperación tras el laserlipólisis es casi inmediata realizando vida prácticamente normal en apenas 1 ó 2 días.

Con la técnica del laserlipólisis, nuestra piel además es reforzada y se tensa, lo que hace que se eviten pliegues o flacidez tras la operación, síntomas que en ocasiones pueden llegar a aparecer con la liposucción.

Tras analizar la técnica del laserlipólisis, podemos concluir que se descubre como una solución rápida y efectiva a la grasa acumulada, ya que sus resultados se prolongarán en el tiempo si se mantiene una vida sana. Presenta algunas importantes ventajas con respecto a la liposucción, como por ejemplo que se puede utilizar para zonas donde la liposucción no puede realizarse por su escaso tamaño.

El procedimiento comienza con una pequeña incisión, o varias, según el caso, a través del cual se introduce la cánula equipada con láser, una fibra óptica que conduce una luz láser de forma transcutánea. La emisión específica del tipo de láser empleado permite destruir el tejido graso y obtener una contracción importante de la piel; poco a poco se van destruyendo los adipocitos debido al calor. La grasa se eliminará de forma natural por nuestro organismo, o será succionada con una cánula adecuada a la situación, con el fin de que no resulte muy agresivo para el paciente. Además de eliminar la grasa, el laserlipólisis es especialmente beneficioso para nuestra piel, pues mejora su tensión y estimula la producción de colágeno, como consecuencia de esto, se logra minimizar la piel sobrante, o flacidez tras el tratamiento.

Además de estos efectos, el laserlipólisis tiene otros beneficios como menor trauma mecánico en el procedimiento y el efecto coagulante (reducción del sangrado); factores que reducen significativamente el componente inflamatorio, lo que favorece una recuperación mucho más rápida.

PIDA CITA O MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS TRATAMIENTOS

NO DUDE EN PONERSE EN CONTACTO CON NOSOTROS