Eliminación de Tatuaje con Laser Técnico Q-Switch

El Láser Q-Switch ND: YAG emite una luz cuya energía es absorbida por el pigmento sin dañar la epidermis. Esta energía lumínica se convierte en calor, hecho que ocurre en un tiempo muy corto, en fracciones de segundo. Este rápido aumento de la temperatura provoca una fragmentación de las moléculas de tinta que digeridas por una células denominadas macrófagos las dispersan haciendo desaparecer el tatuaje.

El procedimiento de eliminación de tatuajes varía dependiendo del tamaño del tatuaje, cada sesión viene a durar de 15 a 30 minutos.

El número de sesiones puede oscilar, en función del color y de la cantidad de tinta, entre 3 Y 8, distanciadas en 30 días.

El tratamiento no suele ser doloroso, no precisándose anestesia local, de no ser tatuajes muy extensos. Habitualmente basta con una crema anestésica tipo EMLA.

Inmediatamente después de la exposición a la luz láser, la piel adquiere una tonalidad blanquecina e inflamada, para tornarse a los pocos minutos en un tono rojizo o purpúreo, que desaparece a los 30- 60 minutos. Después de 6 a 7 días ocasionalmente aparecen costras que irán cayendo poco a poco, hasta los 10 a 12 días momento este que empieza a observarse un aclarado de la densidad del tatuaje.

La eliminación de un tatuaje requiere tanta habilidad como la del artista que lo creó, el buen criterio del profesional experto y el soporte de una tecnología, le indicará el resultado, aproximado que se obtendrá, llegado a tener una eliminación hasta del 100%..

PIDA CITA O MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS TRATAMIENTOS

NO DUDE EN PONERSE EN CONTACTO CON NOSOTROS