Láser CO2 Fraccionado

El tratamiento con láser fraccionado de CO2 es un tratamiento no quirúrgico diseñado para hacer frente a varios problemas de la piel tales como arrugas, líneas de expresión, la pigmentación, flacidez y muchos otros.

Se puede realizar en la cara, cuello, debajo de los ojos, los labios superiores, los brazos y área de la mandíbula.

El rayo de la luz láser de CO2, divida pulsos cortos tiene la capacidad de penetrar mucho más profundamente que el resto de los laseres y permite un efecto más definitivo.

Estos diminutos rayos de luz rompen las células dañadas de la piel y hacer espacio para las nuevas células de la piel para crecer. Con el tiempo, el propio proceso de curación de su cuerpo elimina las células muertas de la piel hacia fuera, rellenando a su vez mediante el colageno por lo que el resultado es una piel brillante y de aspecto más joven.

Cada sesión de tratamiento dura 20 minutos en total. Sin embargo, debe colocarse previamente una pomada anestésica para eliminar la molestia del tratamiento y habitualmente sólo se siente una sensación de hormigueo cuando la luz láser se aplica.

Posterior al tratamiento es habitual el enrojecimiento de la piel durante 48 horas, dependiendo de la intensidad aplicada.

A la semana empiezan a verse los resultados con una piel firme y más fuerte. Su piel va seguir mejorando por los próximos 6 meses. El examen de la textura de la piel, los doctores le indicará el número de sesiones de tratamiento que se requieren. Para obtener resultados eficaces y duraderos, se necesitan al menos 2-3 sesiones.

PIDA CITA O MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS TRATAMIENTOS

NO DUDE EN PONERSE EN CONTACTO CON NOSOTROS